martes, 28 de abril de 2015

La ciencia que se esconde detrás de las alergias (I): histamina y antihistamínicos




Ya podemos decir que estamos en primavera, y con ella, que han llegado las molestas alergias. Pero... ¿Qué causa las alergias? 

Resultado de imagen de histamina
Las alergias tales como eurpciones cutáneas, estornudos, secreción nasal...son causadas por las acciones de las histaminas en el cuerpo. Éstas son unas moléculas producidas por las células basófilas y mastocitas como una respuesta a la invasión por organismos extraños. Son parte del sistema inmune del cuerpo y son los mecanismos desencadenantes contra esos invasores extraños. 

La Histamina no pudo ser sintetizada hasta los inicios del siglo XX. Pero no fue hasta mediados de siglo cuando se comenzaron a estudiar sus propiedades. La Histamina se sintetiza biológicamente a partir del aminoácido Histidina, con la enzima Histidil Descarboxilasa liberando CO2.






La descarboxilación puede resumirse en una reacción química de la familia de los carboxilos mediante la que se logra eliminar dióxido de carbono. En tejidos animales esta amina cobra vital importancia y se pensó que tebía actividad antiinflamatoria, aunque posteriormente se confirmó su actividad como moduladora en procesos fisiológicos como las alergias. 

Cuando la histamina es liberada en el organismo, sus efectos fisiológicos y patológicos están directamente ligados a las diferentes células diana y a los receptores que se encuentren en su superficie. Los efectos de esta liberación son, entre otros: vasodilatación arterial, secreción de ácido gástrico, cambios en la frecuencia cardiaca, alergias, etc. Los efectos que más destacan son los que actúan sobre el sistema cardiovascular y respiratorio,


Los antihistamínicos son los fármacos más empleados en el tratamiento de las enfermedades alérgicas; están entre los medicamentos más prescritos a la población general, y muchos de ellos pueden adquirirse además sin receta médica. Se trata de un grupo de fármacos cuya característica común es la de inhibir los efectos de la histamina. Ésta es una sustancia química presente en todos los tejidos corporales, que interviene en muchos procesos fisiológicos, desde las reacciones alérgicas a la secreción ácida del estómago; y a nivel del sistema nervioso central (SNC), determina en gran parte la sensación de hambre y los ritmos sueño-vigilia. Para ello, la histamina actúa a través de cuatro tipos distintos de receptores: H1, H2, H3 y H4. Los antihistamínicos propiamente dichos son los inhibidores específicos de los receptores H1, y el término antihistamínico se reserva pues para estos fármacos; aunque también existen inhibidores de los receptores H2, que inhiben la secreción ácida del estómago y se usan en las úlceras, gastritis y enfermedades por reflujo.

Como ejemplos de antihistamínicos tenemos: 

Dimetindeno


Doxilamina


(±)-Hydroxyzine Structural Formulae.pngHidroxicina



Asi que si eres de los muchas personas que sufren alergia en esta época del año, no puedo ayudar a que desaparezca, aunque espero haberte hecho más amena la espera a la llegada del verano :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario